Construyendo Autonomía

  • Problemática que busca atender

    De acuerdo a los datos aportados por la Quinta Encuesta Nacional a Estudiantes de Enseñanza Media 2011, Observatorio Argentino de Drogas, Sedronar, entre los estudiantes de 13 a 17 años de todo el país, se concluye que las sustancias de mayor consumo son las bebidas alcohólicas y el tabaco. Alrededor del 49.3% de los estudiantes tomaron alguna bebida alcohólica en el último mes y un 18.7% fumaron, ubicando la edad de inicio en estos consumos en los 13 años. La misma encuesta informa que el consumo de alcohol entre los estudiantes se da preferentemente durante el fin de semana y que casi el 30% reconoce haberse intoxicado, emborrachado o haber tomado más de la cuenta, situación más común entre los varones. Estos episodios de borrachera o intoxicación se incrementan a medida que aumenta la edad de los estudiantes. En cuanto al tabaco, la misma encuesta indica que a partir de los 15 años, al menos un cuarto de los estudiantes fuman todos los días del mes. Por otro lado, un 12.3% de los estudiantes consumieron alguna droga ilícita en el último año o como consumo reciente y la de mayor prevalencia es la marihuana (10.3%), seguido por cocaína (2.7%). El uso sin prescripción médica de tranquilizantes alcanza al 2.4% de los estudiantes y de estimulantes al 1.2%. Consumieron pasta base el 1 % de los estudiantes y el 2.6% consumió algún solvente o sustancia inhalable. En este contexto, el modelo multidimensional como estrategia de intervención, de acuerdo con lo establecido por el Ministerio de Educación de la Nación, considera al consumo como un proceso en el que interviene la sustancia, el consumidor como sujeto con sus posiciones individuales, y la organización social en la que se produce el vínculo entre ambos, donde se incorporan las dimensiones políticas y culturales. Dentro de dicho modelo se incorporan dos acciones fundamentales: A) el análisis de los factores de riesgo y protectores para desarrollar una estrategia que fomente la prevención del consumo, y B) promover el establecimiento y fortalecimiento de los lazos sociales en la comunidad, brindándole herramientas que le permitan tender a la autogestión, permitiendo así abordar la problemática de una manera integral. Como estrategia de intervención, éste modelo responde a los postulados de la declaración de Alma Ata como una herramienta que contribuya al compromiso de la comunidad, volviéndola responsable y autora de su salud, así como a los conceptos de Renovación de la APS.

  • Objetivo del Proyecto

    Implementar Practicas Sociales Educativas sobre consumo problemático de sustancias psicoactivas y sus efectos a estudiantes del Instituto Superior de Educación Física Nro 1 "Dr. Enrique Romero Brest" realizada por estudiantes de la Facultad de Medicina.

  • Zona de influencia

    Urbano

  • Cantidad de docentes

    3

  • Cantidad de alumnos

    10

  • Cantidad de organizaciones participantes

    1




Volver atrás